Qué hay de nuevo sobre el Ciber patrullaje en fuentes abiertas?

Tal vez la respuesta al título de esta nota sea, que la reciente Resolución del Ministerio de Seguridad que comentaremos, habilita tareas de prevención del delito “con uso de fuentes digitales abiertas” (ciber patrullaje), pero a diferencia de la anterior dictada por  la ex SECRETARÍA DE SEGURIDAD N°-2018-31-APN-SEC SEG#MSG del 26 de julio de 2018, que habilitaba oscuramente la actividad, la presente Resolución que lleva el  n° 144 del 31 de mayo de 2020,  señala que la vigencia del protocolo de actuación que establece, tendrá vigencia limitada en el tiempo, esto es durante el plazo de la emergencia pública en materia sanitaria establecida por Ley N° 27.541, ampliada por el Decreto N° DECNU-2020-260-APN-PTE del 12 de marzo de 2020 y su modificatorio, en virtud de la Pandemia declarada por la ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS) en relación con el coronavirus COVID-19. 

Es decir, que desde el “vamos” limita el alcance de la actividad preventiva a la emergencia sanitaria.

Además de esa primera diferencia,el Protocolo de actuación, enmarca la actividad de las fuerzas preventivas, en principios de actuación respetuosos de los Pactos de Derechos Humanos y del derecho a la intimidad y privacidad (arts. 18 y 19 de la Constitución), de las disposiciones de la ley de datos personales,ley  25326, y de las garantías establecidas para la  protección integral de niños, niñas y adolescentes  de la ley 26.601.

Cabe destacar la importancia de los  mecanismos de consulta establecidos para la generación del protocolo para la actividad preventiva, como así también para el  seguimiento, transparencia, publicidad y control de la actividad a través de la creación de un  Consejo Consultivo interministerial, que deberá reunirse periódicamente en el ámbito de dicho Ministerio, a fin de controlar y regular la actuación.

 Sostengo que la Resolución es superadora de lo reglamentado anteriormente, por cuanto  establece un marco de actuación para las tres fuerzas dependientes de ese Ministerio y de la Policía Federal, que sea  respetuoso de los Derechos Humanos y de las Convenciones internacionales incorporadas a nuestro derecho interno por el art. 75 inc. 22 de la Constitución Nacional y limitado a la duración de la emergencia sanitaria.

Con el fin de definir el objeto de la actividad preventiva de delitos con utilización de redes digitales, toma en consideración las disposiciones de la Convención de Ciberdelito de Budapest del 2001, a la que Argentina adhirió  por la ley 27418 y de la ley 26.388 del año 2008, que ya había incorporado los delitos informáticos, (accesos indebidos a correspondencia digital y sistemas informáticos, daño informático y a infraestructuras críticas del Estado (sabotaje), estafas, falsificaciones de documentos digitales,y pornografía infantil por Internet.

En el presente contexto de aislamiento social y de dificultades convivenciales, laborales y económicas generadas por la pandemia de Covid 19 y de las medidas decretadas para mitigarla: cuarentenas y aislamiento, con cierre de lugares de trabajo considerados no esenciales, escuelas y espacios recreativos,  las plataformas de Internet, se han convertido en un gran espacio de intercambio de bienes y servicios, de comercialización de productos y bienes de primera necesidad, de auxiliares de la educación y del  intercambio de información  y cuidados, y en las que en paralelo, se incrementó marcadamente la actividad delictiva, que hoy tiene a Internet y a los medios digitales como su mejor herramienta para realizar desde conductas disvaliosas, como los hostigamientos y la discriminación por las redes, hasta los  fraudes en línea, mediante el phishing o pesca de datos personales y económico financieros con fines de estafa, creación de sitios falsos, pornografía infantil en línea  y  grooming,  la captación de personas por redes sociales con fines de trata y explotación sexual, lavado de dinero, accesos no autorizados a computadoras y sistemas informáticos, secuestro y robo  de datos, sextorsion ( que son las extorsiones para no difundir por Internet imágenes íntimas, captadas con consenso o bien robadas de dispositivos de la víctima.

Las tareas preventivas en este área, ya venían realizándose a partir el dictado de la  RESOL-2018-31-APN-SEC SEG#MSG por la que se había instruido a las áreas de investigación de ciberdelitos de las fuerzas policiales y de seguridad bajo la órbita del MINISTERIO DE SEGURIDAD,  a tomar intervención en la investigación en fuentes abiertas, rede sociales y dark web de  los llamados delitos informáticos o ciberdelitos, con lo que el objeto de la presente regulación no resulta novedoso, sin embargo la presente reglamentación posee más firmes contornos en torno a la limitación de su vigencia y al respeto de los Derechos Humanos y de las garantías, también para las tareas de prevención en el ciber espacio.

Son, por lo tanto  varios los aciertos del presente protocolo, que queremos señalar:

  1. Se aclara que la  búsqueda de datos sólo se hará en fuentes abiertas, entendiéndose por ellas, a las fuentes de información públicamente accesibles, dentro de las que puede considerarse a la web (foros de debate , blogs, redes sociales y grupos abiertos) , como así también cualquier otra fuente de información pública o privada que ofrezca contenido libre y de público acceso (es decir, no sujeta a restricciones de acceso).
  2. Se sitúa a las tareas de ciberpatrullaje, en un marco claramente preventivo y propio de las policías de seguridad, cuyas normas de actuación cita como fuente, separándolas por completo del ámbito de las tareas de la ley de inteligencia n°25.520 y del ámbito de las investigaciones judiciales, ubicando las actuaciones preventivas de las policías, en el ámbito previo a la ejecución de los delitos y con obligación de dar aviso  al Ministerio Público Fiscal o al Juez de lo actuado, a quienes deberán elevar las actuaciones para que las conductas detectadas sean investigados. Y en caso de intervención de la policía de investigaciones o judicial, la actuación de las policías preventivas,  queda subordinada a ellas.
  3. Se invoca un modelo de seguridad pública democrática y respetuoso de los Derechos Humanos y  en particular cita lo dispuesto por la COMISIÓN INTERAMERICANA DE DERECHOS HUMANOS (CIDH) en su Resolución N° 1 del 10 de abril de 2020 sobre Pandemia y Derechos Humanos en las Américas, destacando que la emergencia sanitaria global causada por  el COVID-19, si bien autoriza a los Estados a recurrir a  herramientas de vigilancia digital para “determinar, acompañar o contener la expansión de la epidemia y el seguimiento de personas afectadas”, limita estas herramientas a los términos y propósitos de su utilización y a limitarlas en el  tiempo, protegiendo rigurosamente los derechos y las libertades fundamentales, con  énfasis en  transparentar las herramientas y su finalidad,con habilitación de mecanismos  de supervisión independientes y de canales de denuncia.
  4. Se basa también en la vigencia de la Convención de Ciberdelincuencia de Budapest, sobre la base de la cual la Argentina adoptó el compromiso de defender la confidencialidad, integridad y disponibilidad de los datos y sistemas informáticos, con lo que se habilita a las policías a prevenir cualquiera de los delitos informáticos o ciberdelitos incorporados al Código Penal Argentino, luego de la sanción en el año 2008, de la ley 26.388, conocida como de Delitos Informáticos, la que especialmente prevé  resguardar del acceso ilícito a  los datos o bancos de datos personales , sistemas y correspondencia digital, asimilada desde ese momento a la correspondencia postal, con las mismas garantías de inviolabilidad del  art. 18 de la Constitución Nacional.
  5. Se invoca para la actividad, la plena vigencia de los Pactos de derechos humanos, civiles y políticos,y también se incluye un mecanismo de  consulta a los diversos  sectores de la  sociedad civil y organismos de Derechos Humanos involucrados en la defensa de la libertad de expresión y de la no discriminación en el ámbito de la información.
  6. El llamado  “PROTOCOLO GENERAL PARA LA PREVENCIÓN POLICIAL DEL DELITO CON USO DE FUENTES DIGITALES ABIERTAS” se propone prevenir no solo el ciber delito sino especialmente aquellos otros delitos, que si bien no tienen como fin un ataque a los sistemas informáticos,  pueden prosperar  en momentos de  emergencia sanitaria, tal como son la venta de medicamentos apócrifos por Internet, y que prometen falsamente la cura del virus, por lo que es clara la necesidad de regular el uso de los medios informáticos, reforzando la actuación preventiva del Estado durante la pandemia, no sólo en protección de la salud pública sino también respecto de otros bienes jurídicos que pueden afectarse por este medio, que en la emergencia sanitaria encuentra un nuevo espacio de oportunidad delictiva.
  7. Vale recalcar que lo establecido para fortalecer la prevención de delitos en fuentes digitales abiertas o públicas, no significa habilitar vigilancias masivas sobre los ciudadanos, y se habilita a la Secretaría de Política Criminal del Ministerio de Justicia a delimitar las actividades en las que las fuerzas realizarán las tareas autorizadas. Se señala que los riesgos a prevenir para su  judicialización posterior, deben ser actuales e inminentes, es decir, riesgos concretos de daño o lesión a los bienes jurídicos y no la prevención de riesgos o peligros abstractos, alejados de comienzo de ejecución de delito alguno.
  8. Explicita que la prevención digital deberá estar gobernada por el principio de necesidad, es decir que no exista medio más idóneo para ello y la proporcionalidad, esto es que la prevención abarque  únicamente a los peligros graves e inminentes,a producirse en el ambiente digital, y que puedan poner en efectivo peligro  la integridad de las personas , de los bienes, o de la salud pública, es decir que sean materia  judicializable, y no del ámbito de reserva de las personas,y  que de manera alguna puedan afectar  la libre expresión de ideas, o censurar ámbitos de expresión como las protestas digitales, evitando que  la tarea preventiva sea sesgada o discriminatoria respecto de determinados grupos de personas por sus expresiones, costumbres, inclinaciones, ideas, etc.
  9. Cabe señalar que las órdenes de actuación preventiva, serán estrictas, limitadas en el tiempo y  con rendición de cuentas de las actividades y  de los sitios web verificados. Junto a estas importantes limitaciones, también dispone la  prohibición del almacenamiento de datos personales de los prevenidos,  salvo cuando los mismos sean necesarios para presentarlos al Ministerio Público Fiscal para el inicio de una investigación judicial. Los datos que no den origen a un proceso penal, serán destruidos, y se sancionará la recolección de datos  que refieran a la ideología, actividades políticas o social de las personas, circunstancias que no podrán formar parte de actividad preventiva alguna, como así tampoco efectuar  de control de contenidos de opinión circulantes en redes digitales.

Nora A. Cherñavsky

Phishing “impersonando metro.cl”

De qué se trata este caso

Se trata de un probable caso de phishing (engaño utilizando correo electrónico o algún sistema de mensajería) que intenta robar las credenciales de un usuario animándolo a, en este caso, actualizar el servicio de “Microsoft Outlook Web”.

Así se ve el correo:

Imagen del correo electrónico fraudulento.

Imagen del correo electrónico fraudulento.

El correo, según puede verse en su encabezado habría sido enviado utilizando servidores de Metro S.A.:

Received: from server.metro.cl (200.73.13.132) by EDGE1.mpf.gov.ar
(10.40.1.246) with Microsoft SMTP Server (TLS) id 14.3.352.0; Fri, 16 Mar
2018 13:51:45 -0300
Received: from pps.filterd (proof2.metrodom.cl [127.0.0.1]) by
proof2.metrodom.cl (8.16.0.22/8.16.0.22) with SMTP id w2GG6jPV010018; Fri, 16
Mar 2018 13:51:25 -0300
Received: from mail.metro.cl ([172.16.20.121]) by proof2.metrodom.cl with
ESMTP id 2gr5fsrvjq-1 (version=TLSv1 cipher=AES128-SHA bits=128 verify=NOT);
Fri, 16 Mar 2018 13:51:24 -0300
Received: from PR-EXCHDB02.metrodom.cl ([fe80::1d4f:2aa8:fbf2:44af]) by
PR-CAS03.metrodom.cl ([::1]) with mapi id 14.03.0123.003; Fri, 16 Mar 2018
12:50:39 -0400
From: Augusto Salcedo <ASalcedo@metro.cl>
Subject: =?iso-8859-1?Q?Aplicaci=F3n_web_de_Outlook?=
Thread-Topic: =?iso-8859-1?Q?Aplicaci=F3n_web_de_Outlook?=
Thread-Index: AdO9RumXMH2ob4wuS6eAzXHsDcZTRw==
Date: Fri, 16 Mar 2018 13:52:03 -0300
Message-ID:
<74E6F65E41139C46B72586BBB27D61756569E4FF@PR-EXCHDB02.metrodom.cl>

El correo en cuestión contiene un enlace o link que envía al usuario a una página que actualmente no se encuentra disponible, en un servicio (donde nos falta aún definir quién presta qué servicio y como lo llamamos, nada menosque permite la creación de páginas web de forma gratuita (https://www.weebly.com) como puede verse a continuación:

https://sistemaadministrativo.weebly.com/&#8221; target=3D”_blank” =
style=3D”color: rgb(17, 85, 204);”>Haga clic para activar

<div style=3D”color: rgb(34, 34, 34); font-family: arial, sans-serif; font-=
size: small;”>

El asunto es que efectivamente, esta página solicitaba al usuario sus credenciales de acceso a la cuenta (Usuario y Contraseña) con lo cual, quien haya llenado el formulario de buena fe, ha perdido control exclusivo sobre su cuenta.

Así se veía la misma al momento de estar en línea.

Imagen del sitio de phishing

Así se veía el servidor al que llevaba el link fraudulento.

Potenciales daños extras de este tipo de Phishing:

Dado que en la actualidad manejamos una gran cantidad de servicios que requieren que nos identifiquemos con un usuario y contraseña, podemos terminar usando la misma contraseña (y hasta el mismo usuario) en dos o más de ellos. Esto es un problema, porque si alguien conoce nuestras credenciales de un servicio puede comenzar a probar en varios como Twitter, Facebook, Bancos, Correos, etc. etc. etc., intentando acceder a otras cuentas con esas credenciales.

Este es un caso de un ejemplo bastante básico y burdo, en el que es “fácil” sospechar del correo tanto como de la página del servidor fraudulento. Existen muchos otros casos en los que es ciertamente más difícil reconocer que se trata de un correo falso. Incluso muchos de ellos apelan a generarnos cierto apuro y hasta desesperación, simulando, por ejemplo, ser de un servicio legítimo que nos avisa que ha habido un ingreso no autorizado a nuestra cuenta.

El Phishing, como vector de ataque, es en muchos casos la puerta de entrada o el primer paso al acceso ilegítimo, violación de secreto, el daño informático, el robo, la extorsión, etc. etc. etc. Por eso, resulta un fenómeno tan interesante para investigar y estar atentos. Es fundamental en este caso, el trabajo de prevención y el ciber-patrullaje. Por todo lo expuesto, ahondaremos sobre el tema phishing en futuras publicaciones.

Sin ninguna duda, existen numerosas iniciativas que podrían aplicarse desde los organismos del Estado, Ya sea de los referentes a seguridad, a tecnología o simplemente a la resignación. Por eso, habrá nuevos post sobre este tema abordando al menos algunos de ellos.

Pablo H. Gris Muniagurria.

Tecnología para la prevención e investigación en casos de violencia contra la mujer

A continuación se adjuntan la serie de diapositivas difundidas (en video) en el aula virtual de UNED del 8 de agosto 2017 y el texto ampliado de las mismas para una cabal comprensión de las ideas trabajadas.

AUTORA: Dra. Nora A. Cherñavsky*

“Introducción:

Las tecnologías de la información y comunicación (TIC s) han optimizado la posibilidad de las mujeres de trabajar en red obteniendo claros resultados en favor de poder compartir experiencias e intentar buscar soluciones al problema de la violencia de género.

Es un medio propicio para realizar campañas contra este tipo de violencia, ayudar a las víctimas y promover imágenes de mujeres libres de estereotipos en los medios de comunicación.

Por otra parte el medio digital, por sus características técnicas de acceso y de anonimato, brindan un espacio de oportunidad favorable al incremento del delito en general y en particular para los acosos, hostigamientos, amenazas y extorsiones, que encuentran en este entorno un ambiente propicio que les permite llegar más fácilmente a un número de víctimas mayor e indeterminado, careciendo del contacto físico que resulta necesario en el mundo “real”   y que saca partido también  de  la “desterritorialización”  y descentralización que posee Internet, lo que  permite evadir los  controles jurisdiccionales que existen en el mundo físico.

La difusión y reproducción de contenidos se ve facilitada y aumentada exponencialmente por la acción de los motores de búsqueda que facilitan la localización y acceso y optimizan  la búsqueda de los usuarios, debatiéndose actualmente  su responsabilidad por el enlace a  contenidos ilegales creados por terceros. 

Los dispositivos móviles han facilitado la comunicación, pero como expresan algunas autoras también pueden convertirse en un elemento de control hacia las mujeres y se han convertido “en uno de los primeros artefactos a ser destruidos por el compañero durante reacciones violentas.

En Internet como espacio público los usuarios pueden brindar y acceder a todo tipo de contenidos e información  que circula libremente por la red. Así también ese mismo espacio  resulta apto para la difusión de contenidos ofensivos, de odio o discriminatorios, los que son reproducidos a través de la creación de falsos perfiles que utilizan datos e imágenes ajenas para ocultar su identidad.”  Seguir leyendo los documentos.    Texto_tecnología_y_genero_UNED  TTecnologia para la prevencion e investigacion en casos de VCM_08 agosto 2017 (1)